Ya tengo mi artículo y ahora…¿dónde lo publico?

Cabeza(Valor)

Listo!. Ya acabamos el estudio. Tenemos nuestros resultados, conclusiones, todo bien ordenado y redactado en un bonito artículo de Enfermería. Y ahora….¿dónde lo publico?.

A veces esta pregunta se resume en una verdad muy simple: donde te acepten el manuscrito. Esta afirmación puede resultar algo fría o dura, pero es de todos conocido el agotamiento mental que supone en muchas ocasiones conseguir el ansiado objetivo. Y para confirmarlo sólo hay que echar un vistazo a las tasas de rechazo de algunas revistas.

Pero bueno, vamos a ser positivos y considerar que nuestro trabajo es digno de aparecer en cualquiera de las publicaciones de enfermería existentes en el mundo. Además consideraremos que no es un estudio especializado en nada concreto, y puede ser admitido por cualquier editorial de Enfermería generalista. Siendo así, podemos reformular la cuestión y preguntarnos: ¿dónde me gustaría publicar mi artículo?.

Esta reformulación nos va a llevar a plantearnos otra pregunta más personal e importante, que va a condicionar todas las elecciones posteriores: ¿para qué quiero publicar mi trabajo?.

Las respuestas a esto pueden ser tantas y tan diferentes como autores hay por el mundo. A algunos los mueve el deseo de dar a conocer su trabajo. Otros esperan colaborar con el avance de la Ciencia Enfermera. Se puede buscar compartir modos de trabajo, escalas creadas en nuestro servicio, maneras de abordar un problema, una enfermedad, una cura, etc. Todas estas las podríamos agrupar dentro de un mismo grupo: compartir nuestro proyecto.

Siendo así, parece lógico que como autores debamos escoger aquella revista que sirva como mejor vehículo para tal fin, que no es otro que el de la difusión. Podremos valorar para ello parámetros editoriales tales como la tirada, el acceso a la revista de los lectores, su inclusión en bases de datos amplias, que pertenezcan a ámbitos de trabajo similares al reflejado en el artículo, si tienen versión online, etc.

Sin embargo, no podemos olvidar que muchas veces publicar viene motivado por otra serie de factores “menos altruistas” que la propia difusión del conocimiento. Cada vez son más los organismos e instituciones que exigen como requisito para optar a puestos, subvenciones o proyectos, contar en el currículum con alguna publicación realizada en revistas con factor de impacto.

Esto ocurre en la inmensa mayoría, por no decir todas, las áreas científicas. Los autores revisan con atención las listas anuales con el ranking de revistas ordenadas según el índice de factor de impacto obtenido en el año anterior e intentan que su artículo sea aceptado en aquella publicación mejor situada en su rama. La diferencia radica en que para Medicina, por ejemplo, existen 284 revistas con factor de impacto (listado JCR 2014), lo que hace que el abanico de posibilidades sea bastante amplio. Sin embargo, si consultamos el listado de revistas de enfermería con factor de impacto, esta se reduce hasta 110 revistas, es decir, 2,5 veces menos. A esto habría que sumar que muchas de ellas son revistas muy especializadas que solo recogen contenido relacionado con su temática principal.

Obvia decir que, como es de esperar debido al enorme volumen de artículos recibidos por ese grupo de publicaciones, el tiempo medio destinado a la revisión (por pares) de los artículos, así como la tasa de rechazo, son muchísimo mayores. Algunos autores se quejan de que a veces sienten que sus trabajos son, en cierto modo, “secuestrados” en dicho proceso. Van pasando los meses (en muchas ocasiones sin tener respuesta del comité editorial) y al mismo tiempo sus resultados y conclusiones van dejando de ser “tan actuales” como al inicio, y por tanto el interés por su publicación también va disminuyendo. Se produce un bucle que sin duda a quien más perjudica es a la Ciencia Enfermera y a su difusión.

1 Comentario
  1. Imagen de perfil de FPeña
    FPeña 1 año

    Qué curioso, en la misma época tres profesionales enfermeros diferentes estábamos con este tema: vosotros y cuidando.es publicasteis un post sobre “dónde publicar un artículo”, y mientras yo estaba enfrascado con el desarrollo de PubliNurse. Sincronía 🙂

Contesta

Escríbenos

Enviando

©2017 Omérula, la red de Enfermería comprometida con la Investigación

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account