La globalización del mosquito: el Zika

Mundo Zika

El virus del Zika (o ZIKV) es relativamente reciente pero no es un virus nuevo. Se conoce desde los años 50, donde se relacionó por primera vez con un síndrome vírico producido en humanos al que se denominó «fiebre del Zika». Los síntomas de la misma no distan mucho de cualquier otra infección vírica leve: cefaleas, fiebre, malestar general, dolores articulares, rash cutáneo, conjuntivitis….y suelen remitir completamente entre 3 y 5 días. Básicamente se considera que la fiebre del Zika es una forma leve del dengue, la cual se trata con reposo y sintomáticamente (con paracetamol).

La propagación del virus se realiza a través de la picadura del mosquito de género Aedes, aunque existen algunos casos documentados de transmisión directa persona-persona por vía sexual. No se contagia por aire, ni por contacto de la piel, secreciones respiratorias, ni a través de bebida o por comida.

Entonces, ¿cuál es la preocupación?, ¿por qué se habla tanto estos días del Zika?.

El origen de la alarma ha sido la posible conexión entre la infección por Zika y el desarrollo posterior de dos enfermedades muy graves: el síndrome de Guillain-Barré y la microcefalia.

Hasta el momento la relación directa entre ellas no se ha podido asegurar, pero los indicios obtenidos por los científicos y las consecuencias tan graves que conlleva justifican el nivel de alerta declarado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En 2015 se demostró que el Zika también es capaz transmitirse de manera vertical (madre-hijo), llegándose a encontrar material genético del virus en la placenta de una mujer que abortó debido a microcefalia, lo que apoya aún más la teoría de la relación.

En Brasil se está estudiando la relación del virus con cerca de 4.000 casos de nacimientos con microcefalia, un número tan elevado que ha hecho que el nivel de alerta social en el país sea enorme.

Es llamativo ver como está siendo la rápida expansión del virus, el cual comenzó a ser estudiado en África en los años 50, para saltar posteriormente a la Polinesia francesa (2007) y pocos años más tarde al continente americano, donde ya está presente en 23 países. Una «expansión explosiva» tildó la directora de la OMS, Margaret Chan, lo que ha llevado a decretar un nivel de alerta extremadamente alto.

El escenario no es muy favorable a la contención de la enfermedad en corto plazo, ya que a la amplia diseminación por todo el continente del vector de transmisión (el mosquito tiene un ciclo reproductivo muy corto y solo necesita un poco de agua estancada para llevarlo a cabo) se unen una época de lluvias intensas (con el fenómeno de El Niño) y una total carencia en cuanto a tratamientos ni vacunas.

En España ya se han confirmado los primeros casos de Zika, todos importados desde zonas de alto riesgo. Sin embargo, nadie descarta que debido al patrón de diseminación del mosquito, y por tanto del virus, en algún momento aparezca algún caso autóctono.

0 Comentarios

Contesta

Escríbenos

Enviando

©2022 Omérula, la red de Enfermería comprometida con la Investigación

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account